TORTUGA LAÚD | Caracteristicas, donde habita y su alimentación

La tortuga laúd, baula o tinglar es un tipo de reptil y la única especie perteneciente a la familia Dermochelyidae. Es la tortuga marina de mayor tamaño, pudiendo alcanzar una longitud de 2,3 metros y pesar más de 600 kilogramos.

Tortuga Laúd en alguna playa.

A pesar de ser un reptil, los cuales son típicamente de “sangre fría”, la tortuga laúd tiene una tasa metabólica tres veces mayor. Esto le permite mantener temperaturas corporales que alcanzan los 18 °C por encima del agua que la rodea.

A diferencia de otras tortugas, el caparazón de este ejemplar es flexible y al tacto da la sensación de ser gomoso. Son capaces de sumergiese hasta 1.280 metros más profundo que cualquier tortuga, algunas se quedan bajo el agua por 85 minutos.

¿Cuál es el hábitat de la tortuga laúd?

Se localizan en casi todos los océanos a nivel mundial, en especial en el trópico y aguas templadas del océano Atlántico, Pacífico, Índico y el Mar Mediterráneo. Por la capacidad de regular su temperatura corporal, se aventuran más al norte o al sur que otras tortugas marinas.

Prefieren las aguas profundas, pero suelen agruparse al arribar a tierra. Durante el verano se han visto tomando el sol en la superficie. En ocasiones han sufrido heridas por colisionar con hélices de barcos.

¿Cómo es la alimentación de la tortuga laúd?

La dieta de las tortugas laúd se basa primordialmente en medusas. Como la presa es transparente, estas tortugas se han asfixiado al intentar comer pedazos de plástico a la deriva.

Aunque la medusa forma parte del alimento principal de las tortugas laúd, también pueden comer crustáceos, calamares, peces, algas y erizos de mar. Diariamente ingiere una cantidad de alimento equivalente a su peso.

El papel de la tortuga laúd es importante en el equilibrio ecológico y económico. Al consumir medusas, reduce el número de estas, por lo que no comen peces pequeños y la pesca aumenta.

Reproducción de la tortuga laúd

El apareamiento ocurre en el mar, tras lo cual la hembra se dirige a la costa para anidar. El ritual de anidación sucede en la noche, implica excavar un hoyo en la arena, depositar aproximadamente 80 huevos y finalmente se devuelven al mar.

Es la temperatura del nido lo que determinara el sexo de las crías. Se produce una mezcla de machos y hembras cuando la temperatura es aproximadamente de 29,5 °C. Por su parte, las temperaturas altas hacen que se formen hembras y las más bajas producen machos.

Comportamiento de la tortuga laúd

Por lo general las tortugas laúd son solitarias. Las interacciones observadas entre dos ejemplares adultos de sexos opuestos se pueden prolongar más de 11 minutos, en este momento los machos cortejan a las hembras.

La hembra por su parte intenta evitar al macho y alarga la duración del buceo, nadando en el lecho del mar cuando los machos se encuentran presentes. En estas interacciones se han tomado registrado velocidades de nado que van desde 0,83 a 1,07 m/s.

Las hembras saldrán del agua para la anidación, la estancia en tierra puede tardar hasta 2 horas. Su presencia en la playa se puede alterar por la presencia de residuos vegetales, trastornando la selección del lugar de puesta y la duración del ritual de anidación.

Riesgo de extinción de la tortuga laúd

En el Atlántico, el número de tortugas laúd parece estable o incluso en aumento. Pero no sucede lo mismo con las del Pacifico, cuyas poblaciones van en descenso de forma alarmante. Hay grupos que ya han desparecido por completo en ciertas áreas, por ejemplo Malasia.

Por este motivo, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) ha etiquetado a este reptil como especie vulnerable. Los científicos estiman que en los próximos 30 años ya se habrá extinguido del Océano Pacífico.

Los huevos son arrebatados de los nidos por el humano, ya sea para subsistir o por motivos afrodisíacos. También son víctimas de las redes de pesca o golpeadas por los barcos. La ingesta de plásticos flotantes es otras de las causas de muerte.

Deja tu comentario

16 − cuatro =