SAPO | Características, que come, donde habita y como se reproduce

El sapo es un anfibio del orden Anura y la familia Bufonidae, razón por la que se le llama también bufónido. Son de sangre fría, es decir, no son capaces de regular la temperatura corporal por sí mismos. Se les denomina anuros debido a la ausencia de cola, elemento que sí presentan otros anfibios.

Sapo conocido también como bufónido.

Los sapos se desplazan caminado o saltando, carecen de dientes, se inflan ante la sensación de peligro y producen toxinas que causan distintos efectos. Tienen un ciclo de vida particular que inicia siendo un renacuajo con branquias, pasa por una metamorfosis y termina como un animal con respiración pulmonar.

Características de los sapos

  • Tiene la piel arrugada y puede ser de diversos colores. Los más comunes tienen tonos verdes y marrones, pero también se encuentran bufónidos grisáceos.
  • La cabeza es ancha y corta, no poseen cuello, tienen el hocico corto y ancho, carecen de dientes. Los ojos son amarillos y tiene las pupilas horizontales. 
  • Producen una toxina venenosa a través de la piel para defenderse de los depredadores, pero es poco potente y no resulta ser amenaza para el hombre.
  • Su cuerpo es achaparrado y rechoncho. Con patas anchas, siendo las traseras más largas y fuertes que las delanteras. Las patas de adelante tienen cuatro dedos y las de atrás cinco unidas por medio de una membrana. Pueden saltar, pero suelen verse desplazándose caminando.

Tamaño del Sapo

Presentan dimorfismo sexual, esto quiere decir que su tamaño varía de acuerdo al sexo. Los machos son más pequeños que las hembras.

El sapo macho puede crecer hasta los 8 cm de largo y las hembras pueden alcanzar los 13 cm, incluso 15 cm.

Hábitat del sapo

Son animales resistentes que tienen la capacidad de sobrevivir en casi cualquier ecosistema. Pueden encontrarse en bosques, praderas, zonas húmedas y hasta en zonas urbanizadas. De lo que sí necesitan es tener agua cerca para poder reproducirse, ya que deposita sus huevos en ella para que eclosionen allí sus renacuajos.

Renacuajos de los sapos con patas.

Sin embargo, una vez que los renacuajos se desarrollan y terminan de transformarse, aparecen las patas y no necesitan acudir al agua con frecuencia. De esta forma se vuelven animales terrestres la mayor parte del tiempo. Es común encontrarlos cerca de lagos, embalses, ríos y charcas; pero también aparecen en áreas alejadas de agua estancada.

¿Qué comen los sapos?

Los bufónidos tienen una dieta muy variada compuesta por presas compactas, fáciles de tragar. Entre ellas se pueden mencionar: Mosquitos, hormigas, saltamontes, arañas, moscas, ciempiés, lombrices, larvas, etc.

Prefieren cazar durante la noche, momento en el que la mayoría de los insectos aparecen y se desplazan por la superficie. Su técnica es más bien pasiva, implica quedarse muy quieto y esperar hasta que sus presas pasen cerca y pueda alcanzarlas con su lengua.

Reproducción de los sapos

La forma de reproducción de los sapos es ovípara, esto implica colocar huevos para hacer subsistir la especie. Requieren de una temperatura de unos 12 °C para que el emparejamiento sea óptimo. La época idónea para que se reproduzcan es la mitad de invierno y toda la primavera. El coito se desarrolla siempre en el agua, nunca en la superficie terrestre. 

Lucha por la hembra

El macho llega primero al lugar de apareamiento y espera dentro del agua. Usa graznidos para atraer a la hembra y al mismo tiempo alejar a otros machos. Como la población de machos es mayor, se producen competencias entre ellos. El resultado de esta riña puede ser la muerte de varios ejemplares. 

Amplexus

Se conoce como amplexus al apareamiento de anuros. Durante el proceso el macho montará a la hembra, sujetándola fuertemente a través del tubérculo carpiano. Como respuesta natural a la unión, la hembra liberará sus huevos y serán fertilizados por el esperma del macho.

Huevos y metamorfosis

Finalmente los huevos son depositados en el agua en paquetes o cordones, envueltos en plantas. La eclosión ocurre entre 5 a 15 días después. Las larvas se diseminan por el medio acuoso hasta que pueden alimentarse con materia vegetal y algas. Pasados 2 a 4 meses, el proceso de metamorfosis se completa, alcanzado hasta 15 cm de longitud.

¿Cuáles son los depredadores de los sapos?

Los principales depredadores de los bufónidos son:

  • Culebra Natrix natrix
  • Nutrias
  • Rapaces
  • Reptiles
  • Mustélidos
  • Otros anfibios

Otro de los enemigos jurados del sapo son unas moscas que colocan huevos en el cuerpo del animal. A medida que las larvas se forman, van incrustándose en la piel con fuerza hasta hacer que el anuro muera.

Ante una amenaza, los sapos usan mecanismos de defensa. Expulsan toxinas de sus glándulas parotoides que están detrás de sus ojos. Alzan las patas posteriores, se hinchan y retraen la cabeza hacia atrás para incrementar su tamaño.

Deja tu comentario

6 − cinco =