Plancton

Plancton
4.9 (97.58%) 33 votos

La palabra Plancton deriva directamente del griego planctós, lo cual significa “errante”. Dicha palabra, se utiliza para hacer alusión a todos aquellos microorganismos que yacen en todo el océano y el mar y que, en mayor o menor medida, ayuda al equilibrio natural del mundo acuático y subacuático. ¿Qué es lo que hace al plancton tan importante? Además, ¿Cuáles son sus características?

Características de los Plancton

Plancton

Físicamente hablando, el plancton es en su mayoría transparente, presentando colores únicamente si se les ve por un microscopio. Generalmente, el tamaño del plancton suele estar entre un milímetro o menos, aunque es posible encontrar especies de plancton que midan un poco más del centímetro.

Si se habla de las especies superficiales de plánctones, se ha de decir que las mismas presentan una coloración azulada y rojiza, además de emitir luminiscencia como en el caso de la noctiluca.

Tipos de plancton

Al ser un organismo muy pero muy pequeño, los plánctones pueden tomar toda clase de formas visibles. No obstante, ello no quiere decir que todo plancton cuente con las mismas características, pudiendo clasificarlos de la siguiente manera:

  1. El zooplancton: Estos son los tipos de plancton que encabezan la cadena, siendo los más adultos y los más capaces para producir muchos más plánctones. También suelen estar constituidos por larvas de plancton o holoplancton, siendo así como nace este microorganismo muy arraigado al origen animal del entorno.
  2. El fitoplancton: Este plancton tan particular, a diferencia del anterior mencionado, es de origen vegetal y se desarrollan en las costas con bastante luz de sol y sales minerales. Estas, son el alimento propio del zooplancton y producen cerca del 50% del oxígeno molecular que se necesita para la vida en la tierra.

Gracias a su gran variedad en tamaños, existen muchos tipos más de clasificaciones para el plancton. No obstante, la anterior comentada es la más utilizada y también la más general que podrás conseguir.

¿Dónde se sitúa el plancton en la cadena alimenticia?

Comenzando la cadena trófica o cadena alimentaria se encuentra el plancton, siendo el fitoplancton producido por las plantas marinas en su proceso de fotosíntesis. Dicho plancton, es consumido por el zooplancton, los que a su vez son alimento de los crustáceos, larvas de peces y equinodermos. Dichas larvas anteriormente mencionadas, al crecer, pasan a ser alimento de peces pequeños que a su vez alimentan a grandes animales como el tiburón ballena.

¿Cómo se reproduce el plancton?

Al ser un microorganismo, es muy común que el plancton se reproduzca de manera asexual. Ello significa, que no necesita estar cerca de otro espécimen plancton para proliferar y así seguir existiendo en el océano. Cuando el plancton es adulto, el mismo se subdivide en dos células y así continuamente, entrando en un ciclo de crecimiento y multiplicación celular.

Pese a que lo anterior dicho sea cierto, es posible encontrar plánctones que se reproducen de forma sexual. Ello significa que harían falta dos muestras de plancton para que se fusionen y den lugar a un tercer espécimen.

¿Puedo comer plancton?

Para el organismo humano es más que posible consumir y sacar provecho de todas las propiedades del plancton. Comúnmente, es el fitoplancton del cual se puede sacar mucho mejor balance nutricional, siendo una de sus propiedades el facilitarnos la absorción de nutrientes y acelerar dicho proceso. Además, se le ha de sumar todos los nutrientes del fitoplancton, tenido así altos niveles de:

  • Vitaminas.
  • Hidratos de carbono.
  • Proteínas.

A lo anterior dicho también se le puede sumar la composición simple del plancton, lo cual hace que el mismo sea absorbido de manera eficiente por el cuerpo, sin mucho esfuerzo en particular.

El fitoplancton como alimento, se presenta de manera deshidratada y concentrada, pudiendo comprarlo en tiendas naturistas o mercados selectos. Queda entonces, hacer uso de esta parte tan importante de la vida marina para mejorar todo el cuerpo. ¿No te parece?

Leave a Reply